33 pastillas y una pausa

Treinta y tres pastillas para la memoria es un documento PDF que reune, para imprimir o leer sin conexión a internet, las entradas publicadas hasta ahora en este blog: 33 artículos, 99 páginas tamaño DIN A4 (con letras grandes, para una lectura cómoda) condensadas en un archivo de 9,1 Mb.

Descargar

Este trabajo queda a modo de despedida, pues durante los próximos meses voy a estar centrado en otros proyectos y no habrán nuevas entradas. Pero seguiré al tanto de los comentarios y sugerencias.

Gracias por vuestro interés y… ¡hasta la próxima!

Lugares del cuerpo

Lugares del cuerpo

Siguiendo el hilo de una entrada anterior (Cuadros), hoy voy a presentar otro esquema de lugares para el método loci no muy habitual en nuestros días, pero que fue popular en otros tiempos. Se trata, sencillamente, de aprovechar el cuerpo humano.

Como ya he dicho en alguna ocasión, el método de los lugares es muy versátil y cualquier serie ordenada de elementos perfectamente puede constituir los lugares de una ruta. En este caso, vamos a preparar una ruta o itinerario a través de nuestro propio cuerpo: pie (lugar 1), tobillo (lugar 2), pantorrilla (lugar 3), rodilla (lugar 4), etc. Continuar leyendo “Lugares del cuerpo”

Engrasar el carenado

En mnemotecnia siempre se describe como un pilar básico de la memorización imaginar aquello a recordar en situaciones extrañas, sorprendentes, ridículas, etc. (véase La pastilla verde, capitulo 2, pág. 21).

Instintivamente, al leer esto muchas personas arquean la ceja, pensando: «¿Pero qué tontería es ésta?». Es cierto que a primera vista no parece una acción muy inteligente, pero tiene su razón de ser. Te lo demostraré con una anécdota. Continuar leyendo “Engrasar el carenado”

¿Por qué?

¿Por qué?

A menudo interpretamos nuestra memoria como si fuera una especie de almacén donde se guarda todo cuanto vemos u oímos.

Por ejemplo, nos preguntan: «Oye, ¿qué corbata llevaba el jefe en la reunión de ayer?». Ni idea. Por más vueltas que le des no consigues recordarlo y la respuesta, seguramente, sea un lamento por tu mala memoria.

Pero… ¿realmente tienes una mala memoria? No, el problema no es ese. Continuar leyendo “¿Por qué?”

Sobre los palacios de la memoria

Palacio de la memoria

Si en la entrada anterior describía una modalidad de método de los lugares hoy prácticamente desconocida (Cuadros), en esta ocasión trataré la circunstancia opuesta, una modalidad muy conocida pero de forma errónea: los palacios de la memoria.

Pero, antes de entrar en materia, aclaremos conceptos: ¿qué es exactamente un «palacio de la memoria»? Continuar leyendo “Sobre los palacios de la memoria”

Cuadros

Paleta

El método de los lugares o método loci (véase La pastilla verde, capítulo 3, pág. 33) es un sistema muy versátil que admite multitud de posibilidades: cualquier sucesión ordenada de elementos que conozcamos bien puede hacer la función de ruta o itinerario.

Una modalidad hoy desconocida, pero que en otras épocas fue común, consiste sencillamente en aprovechar un cuadro o pintura como base para nuestro método loci: el único requisito es que se trate de un cuadro que nos guste, que nos apasione y que, en definitiva, conozcamos «de memoria». Continuar leyendo “Cuadros”

Mubodilefa

Gottfried Leibniz
Gottfried Leibniz

Para dotar de valor a determinada materia, un estrategia muy común consiste en echar mano de personajes famosos y vincular sus nombres al de la materia en cuestión, transmitiendo la idea de que si tal figura trabajó en esto, es porque esto debe ser importante.

Algo así ocurre con la mnemotecnia y Leibniz.

En efecto, no es raro ver el nombre del famoso filósofo y matemático alemán luciendo como una figura destacada en el ámbito de la mnemotecnia, cuando la realidad es que su aportación a esta disciplina fue más bien testimonial, por no decir nula. Continuar leyendo “Mubodilefa”

Sinestesia

Sinestesia

En los estudios de la memoria siempre surge el nombre de un personaje muy peculiar, Solomon Shereshevsky, cuya historia conocemos gracias al libro del psicólogo que le trató durante casi treinta años, Alexander Luria (la última edición en español es de KRK, Pequeño libro de una gran memoria, 2009).

Aquí se relatan las peripecias del paciente S (Shereshevsky) cuya singularidad es que era incapaz de olvidar nada. Cuenta Luria, por ejemplo, como S podía reproducir sin dificultad una lista de palabras oída una vez quince años atrás, añadiendo además detalles de la habitación, donde estaban sentados, la ropa que vestía Luria aquel día, etc.

Se ha especulado que esa excepcional memoria fuera consecuencia del alto grado de sinestesia que S mostraba. Continuar leyendo “Sinestesia”

Ben system

Ben system

Al igual que Dominic O’Brien, Jonathan Hancock o Gunther Karsten, el nombre del británico Ben Pridmore se ha hecho conocido a raíz de sus éxitos en los campeonatos mundiales de memoria (es el ganador de las ediciones de 2004, 2008 y 2009) y ha ideado el llamado Ben system, que explico a continuación.

Ocurre a menudo que, cuando pasas mucho tiempo entregado a una actividad, terminas por desarrollar un estilo particular, una forma propia de trabajar. Esto ocurre también con las técnicas de memorización y es lo que le sucedió a Ben Pridmore.

Una práctica habitual con el código fonético es considerar en las palabras numéricas tan solo las dos primeras consonantes, de forma que resulte fácil y rápido encontrar una palabra para cualquier par de dígitos. De este modo, el número 974191 lo separo en 97-41-91 y rápidamente se convierte en pájaro-catarata-patada, por ejemplo (véase La pastilla verde, capítulo 13, pág. 133). Continuar leyendo “Ben system”