Ben system

Ben system

Al igual que Dominic O’Brien, Jonathan Hancock o Gunther Karsten, el nombre del británico Ben Pridmore se ha hecho conocido a raíz de sus éxitos en los campeonatos mundiales de memoria (es el ganador de las ediciones de 2004, 2008 y 2009) y ha ideado el llamado Ben system, que explico a continuación.

Ocurre a menudo que, cuando pasas mucho tiempo entregado a una actividad, terminas por desarrollar un estilo particular, una forma propia de trabajar. Esto ocurre también con las técnicas de memorización y es lo que le sucedió a Ben Pridmore.

Una práctica habitual con el código fonético es considerar en las palabras numéricas tan solo las dos primeras consonantes, de forma que resulte fácil y rápido encontrar una palabra para cualquier par de dígitos. De este modo, el número 974191 lo separo en 97-41-91 y rápidamente se convierte en pájaro-catarata-patada, por ejemplo (véase La pastilla verde, capítulo 13, pág. 133).

Pero, si en lugar de separar los números de dos en dos los separase de tres en tres, podría representarlos con menos palabras (974-191 = bejucotupido) y, al tener menos palabras, memorizarlos más rápido. Pero, como fácilmente advertirás, encontrar palabras con las tres primeras consonantes adecuadas ya no es tan fácil y se tarda más.

Buscando una posible solución, a Pridmore se le ocurrió dotar de valor también a las vocales de modo que, en lugar de tres consonantes, hubiera que considerar tan solo la secuencia inicial de consonante-vocal-consonante.

¿El problema?, que solo hay cinco vocales para diez números, del 0 al 9.

El modo en que Pridmore solventa esta dificultad consiste en aprovechar la fonética inglesa: en inglés, la e -por ejemplo- según en qué palabras se pronuncia de una forma u otra (no suena igual la e en «pet» que en «bee»). Así que Pridmore amplia el código fonético con estas equivalencias:

0 = ‘oo’ as in ‘you’
1 = ‘a’ as in ‘cat’
2 = ‘e’ as in ‘pet’
3 = ‘i’ as in ‘kitten’
4 = ‘o’ as in ‘tom’
5 = ‘u’ as in ‘puss’
6 = ‘A’ as in ‘hay’
7 = ‘E’ as in ‘bee’
8 = ‘I’ as in ‘high’
9 = ‘O’ as in ‘low’

De este modo, el número 974191 se divide en 974-191 que se puede representar con las palabras beer-totem (974 = bEr, 191 = tOt).

En definitiva, la idea es dotar de valor a las vocales para fácilmente encontrar palabras cuyas primeras letras representen cifras de tres dígitos. En esto consiste, básicamente, el Ben system.

Ben Pridmore
Ben Pridmore durante una entrevista para televisión.

¿Es interesante? ¿Resulta útil? ¿Merece la pena?

Siempre es interesante descubrir nuevas propuestas pero, en este caso, personalmente me parece que el Ben system no tiene mucha relevancia. Me explico:

Por un lado, no presenta novedad.

La idea de otorgar valor a las vocales es vieja y la han propuesto antes muchos otros autores. Por ejemplo, no hace demasiado tiempo el francés Jacques Abeel ya exponía esto mismo en su Método Chest (en España tuvo cierta popularidad a principios de los años 80, cuando se anunciaba en periódicos y revistas como Muy interesante).

Del mismo modo, considerar en las palabras numéricas solo las primeras letras -incluyendo vocal- para representar cifras de tres dígitos, pues tampoco es nuevo; de hecho, durante el siglo XIX era de lo más común (véase el artículo Sistema Baztán).

Pero, bajo mi punto de vista, el principal inconveniente es que un buen sistema no puede estar supeditado a las características de un idioma determinado. Seguro que a Ben Pridmore le funciona muy bien, pero si tú no hablas inglés con su misma pronunciación, dudo mucho que aciertes con la relación número/vocal. No es, por tanto, un sistema universal.

En resumen: interesante, pero nada extraordinario.

Otros artículos

1 opinión en “Ben system”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *