Memorizar números binarios

Memorizar números binarios

La primera vez que me hablaron sobre memorizar números binarios, pensé: «¡Vaya estupidez! ¿Para qué va a querer nadie memorizar una ristra de ceros y unos?».

Después descubrí el motivo.

En los campeonatos mundiales de memoria –World Memory Champion– hay una prueba que consiste, sencillamente, en memorizar números. Con la ayuda del código fonético (véase La pastilla verde, capítulo 11, pág. 114) superar ese reto no es demasiado complicado, por lo que Dominic O’Brien -que alcanzó fama con sus éxitos en estos campeonatos- propuso aumentar la dificultad presentando los números en sistema binario, es decir, a base de ceros y unos.

Y así se inicio una nueva moda.

¿Cómo se memorizan estos ceros y unos? Realmente, no hay una técnica específica. El procedimiento habitual consiste en separar los dígitos binarios de tres en tres y convertirlos a su equivalente en decimal: de este modo, la lista de ceros y unos se convierte en una lista normal que memorizaremos como de costumbre.

Para esto, lo único que hace falta es conocer las equivalencias binario/decimal:

000 = 0
001 = 1
010 = 2
011 = 3
100 = 4
101 = 5
110 = 6
111 = 7

Por ejemplo, supongamos que nos dan esta serie:

101011010110100101000001111010

Si separamos los dígitos de tres en tres y lo pasamos a decimal…

101 011 010 110 100 101 000 001 111 010
5 3 2 6 4 5 0 1 7 2

observaremos que realmente la serie a memorizar es 53 26 45 01 72. A la hora de rememorar los ceros y unos, basta con escribir estos números en binario:

101 (5) 011 (3) 010 (2) 110 (6) 100 (4)

101 (5) 000 (0) 001 (1) 111 (7) 010 (2)

Otra técnica similar consiste, primero, en encontrar un objeto para cada posible grupo de tres dígitos. Por ejemplo:

101 = un plato flanqueado por un tenedor y un cuchillo (el cero es el plato y los unos el tenedor y cuchillo); otros ven aquí un gol durante un partido de fútbol (el cero es el balón entrando por el centro de la portería, los unos serían los palos de dicha portería); etc.

010 = un búho (el uno sería el pico y los ceros sus dos grandes ojos); otros prefieren la figura de unos genitales masculinos (la cosa no requiere explicación, ¿verdad?); etc.

De este modo, una vez preparada la tabla de conversión…

000 = collar de perlas.
001 = tractor quitanieves.
010 = búho.
011 = equipo de fútbol.
100 = centuria romana.
101 = plato en la mesa.
110 = edificio en demolición.
111 = valla.

la tarea de memorizar nuestra anterior serie de ceros y unos quedaría reducida a memorizar la siguiente lista de objetos: plato, fútbol, búho, edificio, romanos, plato, collar, quitanieves, valla y búho.

Pero supongamos que la serie a memorizar es esta:

00000000000000001111110000000

En tal caso, los procedimientos anteriores no son muy adecuados debido a que constantemente se repetirá el mismo número o figura. Es más fácil recurrir a otra técnica muy simple: contar las veces que aparece cada dígito. Así, los ceros y unos se transforman en la siguiente lista de números:

0 16 6 7

  • 0 porque empieza por cero.
  • 16 cantidad de ceros.
  • 6 cantidad de unos.
  • 7 cantidad de ceros.

En fin, personalmente sigo sin encontrarle utilidad al trabajo de memorizar ceros y unos, pero es cierto que como ejercicio para practicar e incentivar la creatividad… no está mal. ¿Se te ocurre alguna otra técnica para memorizar números binarios?

Otros artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *