Ben system

Ben system

Al igual que Dominic O’Brien, Jonathan Hancock o Gunther Karsten, el nombre del británico Ben Pridmore se ha hecho conocido a raíz de sus éxitos en los campeonatos mundiales de memoria (es el ganador de las ediciones de 2004, 2008 y 2009) y ha ideado el llamado Ben system, que explico a continuación.

Ocurre a menudo que, cuando pasas mucho tiempo entregado a una actividad, terminas por desarrollar un estilo particular, una forma propia de trabajar. Esto ocurre también con las técnicas de memorización y es lo que le sucedió a Ben Pridmore.

Una práctica habitual con el código fonético es considerar en las palabras numéricas tan solo las dos primeras consonantes, de forma que resulte fácil y rápido encontrar una palabra para cualquier par de dígitos. De este modo, el número 974191 lo separo en 97-41-91 y rápidamente se convierte en pájaro-catarata-patada, por ejemplo (véase La pastilla verde, capítulo 13, pág. 133). Continuar leyendo “Ben system”

Personalizar el sistema Dominic

Dominic O'Brien
Dominic O’Brien

Existen múltiples formas de utilizar el código fonético para representar los números del uno al cien. Si en una entrada anterior veíamos un modelo del siglo XIX (Tavola di Coccetti) hoy vamos a tratar un modelo más actual derivado del sistema Dominic, idea del británico Dominic O’Brien, también citado en una entrada anterior (Memorizar números binarios).

La idea básica es la siguiente: representar los números mediante personajes conocidos aprovechando las iniciales de su nombre y apellido. Continuar leyendo “Personalizar el sistema Dominic”

Aprovechar personajes

Thomas Coglan

A principios de siglo XIX, un inglés llamado Thomas Coglan publicaba un libro (An improved system of mnemonics, London 1813) donde proponía algunas mejoras al sistema que en aquellos tiempos andaba Feinaigle divulgando por las islas británicas.

Una de sus propuestas consistía en construir una especie de lista de las cien palabras clave (véase La pastilla verde, capítulo 13, pág. 138) pero no con objetos comunes, sino con nombres de personas. Continuar leyendo “Aprovechar personajes”

De dragones y unicornios

 

Dragón

En técnicas como el «método del abecedario» (véase La pastilla verde, capítulo 13, pág. 138), el primer paso, ineludible, es buscar un elemento que represente a cada letra.

Antiguamente, clara influencia de los bestiarios medievales, un recurso muy habitual era echar mano de animales cuyo nombre empezara por la letra en cuestión: Águila para A, Burro para B, Caballo para C, etc.

Pero lo curioso del caso era el gusto que se tenía por aprovechar animales mitológicos. Así, era común la figura del Dragón para representar la D, o el Unicornio para la U. Continuar leyendo “De dragones y unicornios”

Don Quijote y Sancho Panza

 

Don Quijote y Sancho Panza

La presente entrada va como pequeño homenaje al insigne Cervantes en el IV centenario de su muerte, conmemorado el año 2016 (más detalles en la web http://400cervantes.es/). Empecemos.

Decía Sto. Tomás que «las realidades simples y espirituales se borran más fácilmente de la memoria si no van asociadas a alguna semejanza corporal». Es decir, cosas abstractas e intangibles se recuerdan mejor a través de objetos que las evoquen.

Por ejemplo, los números: es más fácil acordarse del 22 pensando en dos patitos de goma que intentar retener la cifra sin más. De ahí que las técnicas de memorización siempre busquen figuras en representación de números. Continuar leyendo “Don Quijote y Sancho Panza”

Tavola di Coccetti

Para trabajar con números, uno de los recursos mnemotécnicos más utilizados en nuestros días es el de las palabras numéricas (véase La pastilla verde, capítulo 11, pág 113). Estas palabras numéricas se construyen conforme el código fonético que todo apasionado por las técnicas de memorización conoce bien.

Pero lo que no es tan conocido son las distintas formas que existen de confeccionar y utilizar este código fonético: aun con alguna ligera variación, siempre se ha utilizado el mismo modelo, pero esto no significa que a lo largo de la historia no se hayan propuesto diversas alternativas que, por una razón u otra, no han llegado a popularizarse. Una de las más originales fue la Tavola di Coccetti. Continuar leyendo “Tavola di Coccetti”