Cita

Si quis tamen unam maximamque a me artem memoriae quaerat, exercitatio est et labor: multa ediscere, multa cogitare, et si fieri potest cotidie, potentissimum est: nihil aeque vel augetur cura vel neglegentia intercidit.

Pero si alguno me pregunta acerca de la única y de la que es el arte mayor de la memoria, mi respuesta es ésta: ejercicio y aplicación, aprender mucho de memoria, reflexionar mucho, y si puede hacerse cada día, es el recurso de más poderosa eficacia. Nada en grado igual acrece más con el cuidado o desvanece con el descuido.

Si bien Quintiliano reconoce alguna utilidad a las técnicas de memorización, considera que para la memoria del orador lo mejor es dedicación y práctica. Este fragmento aparece en sus Institutionis oratoriae (libro XI, capítulo II) del año 88.

Fuente: fragmento extraído de Sobre la formación del orador, edición bilingüe con traducción de Alfonso Ortega Carmona (Salamanca: Publicaciones Universidad Pontificia de Salamanca, 2000).

tecaze