Cita

Verum quoniam certum habere numerum locorum necesse est, cum infinita pene rerum atque imaginum copia pleni sunt, ne priores impedimento similitudines sint, uacuos rursus locos imaginabimur et ut imaginatio firmior sit, iracundum quendam hominem possumus fingere a locis omnibus simulacra excitare.

Pero como es imprescindible tener un número fijo de lugares, cuando están llenos por la abundancia casi infinita de cosas e imágenes, para que las asociaciones más antiguas no sean un obstaculo, nos imaginaremos otra vez que los lugares están vacíos y, para que esta figuración sea más sólida, podemos inventarnos a un hombre cualquiera que enfadado espanta las imágenes de todos los lugares.

Esto aparece en los Rhetoricorum libri quinque -Venecia (Italia), 1433 o 1435- de Jorge de Trebisonda. Es curioso como mucho tiempo después el protagonista de la historia de Luria (Pequeño libro de una gran memoria) termina recurriendo a una solución similar para olvidar viejas imágenes y que no se mezclen con las nuevas, y eso sin haber sabido nunca nada de mnemotecnia.

Fuente: texto original y traducción, Luis Merino Jerez en Retórica y artes de memoria en el humanismo renacentista (Cáceres: Universidad de Extremadura, 2007).

tecaze